¿Cuántos dibujos animados deben ver los niños en verano?

Por norma general, los niños ven de media 5 horas de televisión al día, muchas veces realizando juegos y deberes con ella de fondo.

En verano hay mucho tiempo libre. Los padres, en ocasiones, no pueden estar mucho tiempo con sus hijos por trabajo, los horarios habituales son otros, los niños se quedan con familiares y en sus casas sin tareas escolares…A los niños en verano les apetece disfrutar, descansar y evadirse de las obligaciones comunes. Ver la televisión, en ocasiones, se convierte en una actividad diaria que se excede de tiempo. Vamos a hablar sobre la frecuencia con la que deberían ver dibujos animados los niños.

El tiempo que los niños deben estar frente a la televisión

La televisión es un medio enriquecedor para los miembros de una familia, pero debe haber un control y límites por parte de los padres. Los padres deben ser conocedores de cómo afecta a sus hijos y la influencia en ellos. El nivel de aprendizaje del niño se ve beneficiado, al igual que su descanso y modo de actuar. Dormir, descansar y tener una conducta emocional adecuada, favorece unos hábitos de salud propicios a nivel físico y mental.

La televisión, cuando sea preciso, ha de tener una cualidad prohibitiva por parte de los padres. Muchas veces su descubrimiento y fascinación por parte del niño se da porque son ellos quienes lo colocan ante ella para poder hacer alguna actividad o desconectar del mismo. Los niños deben realizar actividades creativas para desarrollar su imaginación, psicomotricidad… Además, los padres son los primeros que muestran un ejemplo de uso excesivo.

Por norma general, los niños ven de media 5 horas de televisión al día, muchas veces mientras juegan y hacen sus deberes con ella de fondo. Frecuentemente los padres utilizan este aparato como medio de evasión y los niños se dan cuenta de ello. Estudios revelan que la conducta del niño hasta los 4-5 años, es directamente proporcional al programa de televisión que ve. Programas de televisión violentos generan niños violentos.

A los niños menores de 3 años se les debe prohibir ver la televisión u otros aparatos electrónicos. Los niños que están en preescolar no deben exceder las 2 horas diarias. A mayores de esto se desaconseja instalar un televisor en las habitaciones de los niños, asegurando así su descanso, concentración y estudio.

Ver dibujos animados en verano

Ver la televisión en casa es una actividad demasiado pasiva, para una persona que necesita ejercitarse mental, físicamente y quemar energía.

Los niños ven más la televisión en época estival. La cifra se incrementa aproximadamente un 30% respecto al resto del año. Sobre todo ven sus series favoritas, como son los dibujos animados, al despertarse por la mañana y antes de acostarse. Estando en casa más tiempo, los niños ven más televisión. Los padres no deben obviar esta conducta, sí deben controlarles y limitar esta exposición. Ciertamente ver la televisión es una actividad sedentaria, donde los sentidos que más se desarrollan son los de la vista y el oído. Ver en exceso la televisión puede incluso relacionarse con problemas de atención.

Como padres no hay que olvidar que el niño imita el modo de actuar de sus mayores y personas de confianza. De todo el contenido que hay en la televisión, los dibujos animados y series infantiles pueden ser atractivas, divertidas, e incluso mostrar aspectos educativos, aun así no deben exceder un par de horas al día y practicar otro tipo de actividades y deportes

Para aprovechar el buen tiempo, el niño debe nadar en la playa o la piscina, correr, leer, pasear, jugar en el campo…Ver la televisión en casa es una actividad demasiado pasiva para una persona que necesita ejercitarse mental, físicamente y quemar energía. Su potencial y desarrollo están en pleno auge, desperdiciarlo con horas vacías de dibujos animados no se les debe permitir.

En verano, las cadenas de televisión suelen aumentar la programación más amena y dedicada a los pequeños de la casa. Con esto también logran más adeptos en un público infantil y juvenil. Hace años cambiaba toda la parrilla matinal, actualmente tener TDT supone que los dibujos animados están a disposición del niño en cualquier momento del día y estación del año. En verano se pretende sorprender y atraer al televidente para entretener y divertir.

Pero no se deben abandonar las obligaciones. En los planes diarios debe existir un punto de responsabilidad para los más pequeños, no premiarles por tener un buen curso escolar permitiéndoles que abandonen aspectos educativos y para su desarrollo. Cada día, aproximadamente 15 minutos, deben realizar alguna tarea educativa, sea leer, hacer algún ejercicio de matemáticas. Con esto en Septiembre no llegarán perdidos al aula.

El ocio y el descanso en verano

Es esencial que el niño no se aburra  y se sienta motivado. El ocio y el descanso son fundamentales para el niño en verano. No obstante, debe existir reglas y límites en el tiempo que permanezcan frente al televisor. Los padres, que tienen más tiempo libre que durante el resto del año, deben implicarse más en la educación de su hijo.

Hay tantas opciones de series y dibujos infantiles que el niño no es capaz de apagar la televisión, es ahí donde el padre es quien debe darle otras opciones y hacerle ver que no es beneficioso para él pasar tanto tiempo sentado y sin apenas pestañear. Los niños se vuelven unos muñecos, sin vida casi, ni emoción…La televisión no debe ser su fiel amiga ni su niñera. Hay muchas cosas dañinas que pueden evitarse y que no tiene porqué conocer al ser tan pequeño e indefenso.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Entretenimiento

Ana María Longo Silva nació en Bonn (Alemania) en 1984 y es hija de padres gallegos y emigrantes. Licenciada en Pedagogía en 2006 por la Universidad de Santiago de Compostela, también posee formación en coaching y liderazgo personal, psicología infantil, inteligencia emocional y trastornos emocionales. Colaboró en Woman Actitud, donde destaca el artículo “Vivir”, publicado en 2015. Entre 2007 y 2016, ha realizado trabajos esporádicos como cuidadora infantil y profesora particular, por lo que los niños han sido y son un referente en su vida. Amante del cine, la música y viajar, Mommy: amor en uso es su primer libro editado. Le sigue Mamá...: ¡Teta! Lactancia materna. Actualmente, reside en Palma de Mallorca. Está casada y es madre de una preciosa bebé, quien le ha despertado el deseo y el valor para publicar. Actualmente también es redactora en la revista Bekia y colabora en el blog Madres Hoy, publicando sobre temas de maternidad, una temática que le fascina y a la que dedica el tiempo completo. Con su trabajo quiere apoyar y ayudar a madres primerizas y futuras madres. En cuanto a sus proyectos, tiene pendiente publicar un libro sobre el comportamiento humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.