Mi hija está embarazada, ¿ahora qué?

Joven embarazada está temerosa ante el futuro incierto.

Con la llegada de la primera regla y los primeros amoríos, los padres comienzan a temer la posibilidad de un embarazo inesperado en una hija.

Llegada la pubertad, tienen paso muchos cambios en los hijos. Las niñas son una fuente de desarrollo a todos los niveles. Durante esta etapa hay padres que deben lidiar con la inesperada y anormal situación de una hija embarazada. La pregunta habitual es: ¿qué hacer si esto ocurre? Seguidamente vamos a adentrarnos en esta compleja ecuación.

La adolescencia

La etapa de la vida de los hijos donde los padres empiezan a temer situaciones más difíciles de afrontar y solucionar, es la adolescencia. Alrededor de los 11 años los niños dan un giro bastante drástico y se transforman en muchos sentidos. Física y emocionalmente la evolución es evidente. Las niñas tienen sus primeros amoríos, su primera regla, y con esto, la probabilidad de quedarse embarazada ocurre, y el miedo de los padres se incrementa.

Dejando atrás el inocente tiempo de la infancia, las jóvenes quieren encajar y buscan su identidad. Esto acarrea que hagan cosas que los padres desaprueban o les preocupa sobremanera. El desarrollo de la función sexual comienza, y al mantener relaciones sexuales, puede producirse un embarazo que no estaba planeado. Pese a lo difícil que resulta la comunicación con gente púber, la primera fuente de información de un hijo debe ser un padre.

Hablar con los hijos, tener información y apoyar

Joven embarazada asustada por los pasos a dar.

Tras conocer la noticia, los padres deben pensar fríamente y estar a la altura de las circunstancias, sin hacer que su hija se sienta sola y culpable.

Hoy en día no hay excusas para decir que algo no podía prevenirse. Si dado el caso, padres e hijos no tienen suficiente comunicación, los jóvenes sí tienen más herramientas que en tiempos pasados, y consultan, buscan, preguntan o se asesoran. Hoy en día no solo hay profesionales a su disposición, sino medios de comunicación, y sobre todo internetAnte un embarazo inesperado un padre debe estar ahí para la hija, al igual que en otras ocasiones. En primer lugar, para afrontar la situación, como padres hay que dialogar y escuchar a la hija, no culpabilizarla ni hacerla sentir mal.

En los tensos instantes la hija debe sentirse segura y confiada para poder expresarse como sienta, sin temer otras severas reacciones. Lo importante es que la hija no se sienta condenada por lo que ha hecho, sino que vea a su familia involucrada con ella. Los padres deben mantenerse fríos y no desesperarse. Tanto ellos como su hija deben centrarse, tomarse un tiempo y decidir determinados aspectos. Juntos pueden hablar con profesionales médicos o terapeutas que les ayuden a abordar la situación.

Opciones frente una hija embarazada

Los padres dudan qué hacer, se sienten confusos. Es importante tener en cuenta la edad de la hija y valorar ciertos puntos. No es lo mismo el modo en el que se haya producido el embarazo, en qué circunstancias, con quién, en qué contexto… La joven puede ser menor de edad y no tener las ideas muy claras, la otra persona puede ser su pareja o no, menor o mayor de edad… Estos temas corresponden a parcelas legales y de responsabilidad mayor, por lo que los padres deben preguntar y asesorarse con profesionales frente a dudas.

Hay que resolver si la joven desea tener al hijo, si lo va a tener en solitario o no… Como padres hay que pensar en las consecuencias que puede acarrear a la hija, tanto de tipo psicológico como físico. En el caso de decidir seguir adelante con el embarazo conviene ordenar ideas y preparar a la hija para responsabilizarse de la situación: hablar de si seguir con los estudios, de cuidar sus hábitos de vida, de la economía… En el caso de no querer tener el bebé hay opciones que se le deben comentar. El aborto es una dura medida con consecuencias severas para la madre. Darle en adopción sería otra posibilidad. Tomada cualquier decisión el bienestar de la hija es primordial.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.