0

Pubertad precoz

Los cambios puberales en niñas (desarrollo de los senos, crecimiento del vello púbico), se están presentando tempranamente, y hay profesionales, como el encocrinólogo pediátrico Paul Kaplowitz, que los llegan a considerar una ‘nueva norma’. Por otra parte, el hecho de que se muestren tales signos, no significa que una niña de 7/8 años se convierta rápidamente en una adolescente. Aunque también se están constatando cambios en la edad de la menarquía desde hace varios años, aunque en la edad promedio apenas se perciba (en estados Unidos de los 12,75 años en 1970 hasta los 12,5 en la actualidad).

La pubertad es el período de tiempo que el cuerpo invierte en madurar las características físicas y sexuales. En las niñas los ovarios incrementan la producción de estrógeno y otras hormonas; en los niños los testículos fabrican más testosterona. Pero los que más se perciben son los carácteres secundarios:

0

Aumento de peso en el embarazo

Llevo unos días pensando que quizás deberíamos hablar acerca del aumento de peso ‘ideal’ durante el embarazo, concretamente desde que nos ocupamos de las molestias durante el tercer trimestre. Aumentar mucho o muy poco en el transcurso de la gestación puede no ser saludable; aunque el peso antes de la gestación no siempre está relacionado con esos kilos de más o de menos. Es conveniente aumentar de peso lentamente, y sin interrupciones, pero tampoco te debes obsesionar, porque no está mal compensar un aumento ‘inadecuado’ en el trimestre posterior. En general la idea es controlarlo sin agobios, para lo cual es prioritario alimentarse equilibradamente y evitar el sedentarismo, explicaremos mañana cómo.

Cabe aquí una aclaración, porque aunque nadie se pregunta cómo de esa gran barriga en la semana 38 de embarazo, sale un niño de tres kilos y medio, ¿a qué se debía entonces ese aumento de 13 kilogramos? Pues bien, al peso del recién nacido, se deben sumar el líquido amniótico, la placenta, las reservas (necesarias) de grasa corporal, mayor volumen sanguíneo y de líquidos, así como el crecimiento del útero y de los pechos. Gestar a un bebé es toda una ‘obra maestra’, la Naturaleza es sabia y todo tiene sentido, si lo vemos desde este punto de vista. Pero no me quiero desviar, porque me gustaría aclarar que los conceptos ‘mucho aumento’, ‘poco aumento’ son relativos, puesto que dependerán de cada caso en particular. En todo caso, como ya avanzábamos, lo más adecuado sería entre 9 y 12 / 14 kilos en todo el embarazo.

0

padres estresados

Como padres, hay un montón de cosas que nos estresan día tras día, pero llega un momento en el que no vale la pena estresarse por todo, porque agotamos energías sin necesidad de hacerlo. Nuestra energía es oro para nosotros y no debemos malgastarla con cosas que no valen la pena. ¿Quieres saber algunas de estas cosas por las que no vale la pena estresarse siendo padres?

Las comidas rápidas ocasionales

No permitas que el monstruo de la culpa te atormente cuando algún día en casa tenéis que comer comida rápida. Comer comida rápida de tanto en tanto no es el fin del mundo. Esto no te hace un mal padre o una mala madre. Lo más probable es que simplemente has estado demasiado ocupado como para cocinar hasta tarde. Tu hijo recibe una dieta nutritiva la mayor parte del tiempo, si una noche al mes cenan nuggets de pollo con patatas fritas, no te preocupes, no le hará ningún daño.

0

Contracciones, parto prematuro

Si bien hace unos días explicábamos en un post extenso cómo son las contracciones durante todo el embarazo, y esperamos os haya ayudado a entender mejor su función y a reconocerlas; quedaba pendiente abordar esas contracciones de pre parto que ocurren tempranamente (es decir antes de la semana 37) y podrían desencadenar un parto prematuro, con todas las consecuencias que conlleva. Este es el tema sobre el que os voy a hablar hoy.

En primer lugar, aclarar que tener contracciones (y otros síntomas) de parto prematuro, no quiere decir que la mujer vaya a parir prematuramente, de hecho algunas informaciones apuntan a que la mitad de las mujeres que las experimentan, tienen a sus bebés pasado el ‘límite’ de la semana 37. Eso sí, es fundamental saber que reconocerlas, y sobre todo saber ‘qué hacer’, para tomar decisiones en caso de que se produzcan.

0

Protección maternidad

Si hablábamos ayer sobre los permisos retribuidos por maternidad y paternidad, hoy me gustaría ampliar el tema, puesto que se quedaron aspectos importantes sin tratar. Por ejemplo, desde la última Reforma Laboral en 2012, los trabajadores con hijos a cargo pueden disfrutar reducción de jornada hasta los 12 años del hijo pequeño.

Esta jornada se puede reducir entre 1/8 y 1/2, motivará una disminución del sueldo en proporcionalidad al tiempo reducido; es un derecho de tipo individual, así que tanto el papá como la mamá pueden ejercerlo. Se puede elegir el horario a reducir, siempre que hablemos de la jornada ordinaria de trabajo (no es posible trasladar la petición a un horario que no se realiza); el convenio colectivo tiene la clave, en cualquier caso.