30ª semana de embarazo

abrazando a barriga de embarazada

Cuando os presentamos la semana 29 de embarazo, hablamos sobre el excepcional desarrollo de los sentidos del bebé, quien tiene la vista, oído o gusto listos para ser usados tras el nacimiento. En esta semana 30 os contamos que los órganos internos también perfeccionan sus funciones (es el caso del sistema digestivo con los intestinos, el estómago y el hígado, entre otros). En el sistema respiratorio también se están produciendo cambios cualitativos, aunque merece la pena destacar la extraordinaria maduración del sistema nervioso.

Por otra parte, su aspecto físico es cada vez más proporcionado, y será hacia la semana 35 cuando la cabecita dejará de parecer mucho más grande que el abdomen. El bebé puede pesar ya 1400 gramos aproximadamente, y mediar unos 42 o 42 centímetros contados desde la cabeza a los pies. Como es de suponer, a mayor crecimiento del feto mayor es el útero (desde la sínfisis del pubis son unos 30 centímetros) y tu barriga, también pesará más, lo cual es lógico siempre que no resulte excesivo.

Desarrollo cerebral y aporte de nutrientes para su desarrollo

mujer embarazada leyendo

Un dato curioso es que el cerebro adquiere ese aspecto arribado que lo caracteriza, con las circunvoluciones (surcos) y la capacidad de contener muchas neuronas. Tú eres aún el principal suministro de nutrientes, y lo que comes, le provee de minerales básicos como hierro y calcio. De hecho, las reservas de hierro que adquieren le van a durar hasta que tenga 9 meses de edad, lo cual justifica la necesidad de que adoptes una alimentación muy sana y equilibrada.

No nos cansaremos de decirlo, la comida equilibrada debe incluir abundantes productos de origen vegetal (verduras y hortalizas, frutas, legumbres, cereales), así como proteínas tanto animales como vegetales, fibra y minerales.

Solo quedan 10 semanas: nos preparamos

Es hora de comenzar la preparación al parto, y de decidir cómo quieres que te atienda. Recuerda que tienes la posibilidad de presentar un plan de parto en el hospital dónde te toque dar a luz, pero también puedes buscar opciones alternativas, como clínicas de parto natural; recomendamos hablar abiertamente con tu matrona y ginecólogo, son profesionales preparados para escucharte y aconsejarte, incluso si tienen opiniones contrarias a las tuyas, en cuyo caso, será necesario contrastar su opinión. Lo más importante es que sientas que tienes toda la información que necesitas, y que afrontes con serenidad y confianza en ti misma (y en el bebé), el tiempo que queda.

Es probable que tu volumen corporal haya aumentado, por el peso del propio bebé (más placenta, líquido amniótico), sino por retención de líquidos. Si crees que debes usar calcetines sin elástico que no aprieten, usar camisas o blusas más amplias, o quitarte los anillos, no dudes en hacerlo, porque te conviene estar cómoda. Con esto acabamos la semana 30 y te emplazamos a leernos en la 31, que llegará dentro de poco.


Categorías

Desarrollo, Embarazo

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *